Top

Rubén Darío en Nueva York

26 04 2012

Diario “Las Novedades”

Está en Nueva York uno de los primeros poetas del mundo en lengua española, Rubén Darío.

(Viene de Europa y se propone hacer en todo el continente americano una gira de propaganda por la paz). (El gran poeta pintará con su estro genial el desastre apocalíptico de la contienda europea y hará sonar su clarín de oro sobre nuestros pueblos, llamándolos a la Concordia y a la Paz). (Las Américas derivarán grandes ventajas de su propaganda emprendida por una alta personalidad americana).

Al bordo del vapor “Antonio López”, de la Trasatlántica Española, llegó a New York el 12 del corriente el señor Rubén Darío, que es hoy el primer poeta español del mundo. Viene horrorizado de la inmensa carnicería de la guerra europea y se propone hacer relatos homéricos sobre aquella espantosa catástrofe llamando a nuestros pueblos a la meditación para evitar en lo futuro tales desgracias y mantener en todo tiempo en la conciencia de los pueblos el concepto de que por ningún motivo deben los hombres irse a las manos, a despedazarse como fieras.

El gran poeta viene lleno de horror y quiere predicar entre nosotros “Paz”.

Rubén Darío ha realizado en el tiempo una gran labor artística: ha dado una forma nueva, genial, desconocida, al verso castellano; ha sido un gran revolucionario del pensamiento, rompiendo los viejos moldes que lo comprimían y dejándolo volar sin trabas ni dificultades por los cielos de la libertad donde todas las ilusiones y todos los rosales florecen bajo la caricia de la luz del sol. Nadie como él ha hecho resurgir en su idioma las exquisiteces musicales, los caprichosos giros y la gracia inmortal del verso griego. Es un pánida y un místico; se siente a veces medio sátiro con Verlaine y dulcemente santo con Francisco de Asís; escribe lindas picardías aristocráticas y también severas admoniciones de convento; su numen se enloquece a menudo corriendo tras las ninfas que llenan de sonoridad y de alegría la majestad de los bosques helénicos y también se arrodilla, cansado y meditabundo, frente al Cristo doliente que le obsede, frente al  doloroso Mártir que escribió con su sangre el más bello de los poemas del mundo.

 La obra literaria de este enorme cerebral abarca más de veinte volúmenes en prosa  y verso. El ilustre académico español Don Juan de Valera fue el primero en darle a conocer en España cuando publicó el renombrado “Azul”, el más bello y puro de su libros.

El principal periódico en que escribe siempre Rubén Darío es “La Nación”, de Buenos Aires, en el cual ha colaborado desde hace más de veinticinco años. Ahora será colaborador de LAS NOVEDADES.

El celebrado poeta francés Jean Richepin escribió su poema “ Grenipille”, inspirado en una frase del libro “Los Raros”, de Darío.

No hace mucho tiempo los poetas de París le ofrecieron un banquete que presidió el Príncipe de todos ellos, Paul Fort, quien pronunció un magistral discurso sobre el obsequiado. El célebre y celebrado Rostand no pudo concurrir por hallarse fuera de la ciudad luz, pero se adhirió al homenaje en un afectuoso y elogioso mensaje telegráfico.

El genial orador español, Don Emilio Castelar, obsequió en 1897 a Darío con un banquete en el que estuvieron presente las notabilidades de aquella época.

 Willliam Archer, el famoso crítico inglés, le tiene en gran estima.

 En el “Mercure de France” y en el “Atheneum” de Londres, se han publicado estudios sobre las obras de Darío.

En las esferas políticas también ha ocupado este personaje puestos de alta significación e importancia. Fue Cónsul de Nicaragua en París. Delegado del mismo país a las fiestas de Colón por el Centenario del Descubrimiento de América en Madrid, en 1892. Secretario de la Delegación de Nicaragua en la Conferencia Pan Americana de Río Janeiro. Después fue nombrado Ministro Residente de Nicaragua en Madrid, y últimamente Ministro Plenipotenciario  para México, con motivo de la celebración de la fiesta del Centenario de aquel país.

Rubén Darío es miembro de la Sociedad “France Amerique” que preside en París el famoso estadista Monsieur Gabriel Honataux. El 25 de junio de este año celebró aquella asociación la fiesta de su cuarto aniversario en la que fue invitado a tomar parte el famoso poeta de las “Prosas profanas”. Darío envió un poema en francés que fue recitado admirablemente por Madelaine Roche, aplaudida artista de la Comedie Francaise. El público tributó al autor la más ruidosa ovación. Presidía esa notable fiesta M.Raimond Poincaré, Presidente de la República.

Un estrofa de ese poema merece reproducirse porque se refiere a la América y dice así:

“Crions: Fraternite! Que l´oiseau symbolique

Soit nonce de fraternite dans le ciel pur,

Que l´aigle plane sur notre inmense Amerique

Et que le condor soit son frere dasn l´azur”

Entre las obras de este aplaudido y genial artista , se mencionan las siguientes: Epístolas y Poemas-Abrojos-Rimas-Azul- A de Gilbert-Los Raros-Prosas Profanas-España Contemporánea- Peregrinaciones-La Caravana Pasa..-Tierras Solares-Canto Errante-Parisiana-Cantos de Vida y Esperanza- y el último que acaba de salir en espléndida edición en Madrid, titulado Canto a la Argentina y otros poemas.

La última etapa de la obra literaria de Rubén Darío marca una entonación elevada y trascendental, es la voz del gran Maestro acostumbrado a pontificar en todas las catedrales del pensamiento y a decir la Misa Nueva de la Poesía frente a los altares de la Belleza Eterna.

Para los Estados Unidos y para la América toda será de gran provecho la gira pacifista de Rubén Darío, no sólo por su autoridad mundial, sino también por el hermoso clamor que arrancará a las cuerdas de su lira su estro consagrado que así sabe gorjear como los pájaros en la floresta o lanzar al viento rugidos espantosos como lo que se escapan a veces de los pulmones de la tempestad.

(Las Novedades, Nueva York, 26-XI-1914)

Bottom