Top

La Colonia Güell crea un espacio museográfico

14 11 2009

Con motivo de la IX Fiesta del Modernismo, el recinto ha abierto un nuevo espacio para entender la obra de Antoni Gaudí.

La Colònia Güell presentó a mitad de octubre pasado un centro de interpretación de este complejo industrial de principios del siglo XX diseñado por el arquitecto Antoni Gaudí.

El equipamiento, ubicado en el antiguo edificio de la cooperativa de consumo, cuenta con una exposición permanente que da las claves para entender el conjunto de la colonia industrial y de su iglesia, la cripta Güell. 

La emblemática Colonia Güell busca así su propio futuro. La nueva apuesta de crear un espacio museográfico para acercar al visitante el patrimonio cultural y arquitectónico de esta obra modernista, impulsada por el empresario Eusebi Güell en el año 1890.

El nuevo Centro de Interpretación, inaugurado a mediados de octubre en Santa Coloma de Cervelló (Barcelona), está ubicado en la antigua cooperativa de consumo de la Colonia.

El espacio  acoge una exposición permanente que ofrece al visitante las claves para entender el conjunto de la Colonia y la famosa Iglesia, obra del arquitecto  Antoni Gaudí.

La colonia renace de este modo ofreciendo un recorrido en la historia del recinto ubicado en Santa Coloma de Cervelló. Así, el nuevo equipamiento pretende promocionar la Colonia Güell como atractivo turístico y cultural.

El Centro de Interpretación se estructura en cinco ámbitos distribuidos entre las dos plantas del edificio. La exposición muestra desde la incidencia del modernismo en los edificios de la Colonia hasta los  movimientos sociales de la época, pasando por la organización productiva y  social de los miembros del conjunto industrial. También analiza la figura del  propulsor de este núcleo industrial, Eusebi Güell, asi como del genial arquitecto, Antoni Gaudí.

La inauguración coincidió con la IX Fiesta del Modernismo, que se celebra cada otoño recreando el ambiente modernista de principios del siglo. Representaciones teatrales en la calle, exposiciones y otras actividades dominaron en este ambiente festivo durante todo el fin de semana y al que acudieron unos 19.000 visitantes.

En esta ocasión la fiesta transportaba se centró en la Semana Trágica con motivo del centenario de las revueltas y los sucesos del verano de 1909. Y es que sus 800 vecinos que viven hoy en este espacio, el 75 por ciento descendientes de los antiguos trabajadores de la Colonia, se resisten a perder el encanto de esta cooperativa que fue ejemplar a finales del siglo XIX.

El técnico de la Colonia Güell, Miquel Doménech, explicó que “sin lugar a dudas la Cripta es el elemento más conocido de la Colonia, la mayor parte de los turistas que llegan hasta aquí lo hacen movidos por la Cripta y lo que pretendemos es explicarles que en esta zona hay más cosas además de ésta”.

El historiador Josep Padró apuntó que “desde este centro nos podemos acercar un poco más al día a día de este barrio que nace en torno a una fábrica de hilaturas, y donde se establece una relación de necesidad mutua entre los empleados y vecinos del barrio y los patrones, la familia Güell.

 

Bottom