Top

Belleza interior y hermosura exterior en el modernismo español

14 12 2008

Kyle Black

De los vastos estudios realizados hasta ahora sobre la obra y, particularmente, sobre la poesía de Rubén Darío destaca la labor emprendida en cuanto a las llamadas influencias y conexiones literarias y artísticas. A Darío se le ha conectado muchas veces con el parnasianismo y el simbolismo franceses así como con el desarrollo del modernismo literario en España.

Uno de los estudiosos más destacados del Modernismo, con interesantes calas investigadoras sobre el Modernismo ha sido el hispanista británico Richard Cardwell. En su artículo dedicado a Azul… de Darío, Cardwell asegura que hay una interesante parcela pro estudiar en cuanto a la mezcla que hace Darío de lo erótico y lo religioso con la cuestión de la decadencia finisecular.

Aunque mantiene el poemario Azul… como su punto de partida principal para este trabajo, Cardwell también analiza con detalle otros poemas del libro dariano Cantos de vida y esperanza y llega a establecer una mirada a varios aspectos, incluidas las cuestiones morfosintácticas y léxicas. Lo fundamental para Cardwell son las contradicciones observables que se alternan en un ir y venir entre el espíritu y la carne, entre una realidad física y una realidad hecha belleza por su propia poesía (309).

Cardwell comienza a analizar los primeros problemas con los que se enfrentó Darío durante su juventud cuando perdió en parte la certeza y seguridad de su fe católica y la sustituyó por la fe en la experiencia de los sentidos. Él compara el poema “Creer” (noviembre de 1882) con “Yo soy aquel”, que apareció veintitrés años después abriendo su libro más señero  Dentro de los dos poemas –cree Cardwell- se hallan los mismos temas de “una religión de experiencia sensual estética y el Arte como consolación” (310). Al final de cuentas, lo que está buscando el poeta es la forma “Ideal” de convertir la Belleza en una experiencia espiritual a través de la palabra poética (310). El crítico agrega que después, al no poder alcanzar ese objetivo y sentir la desesperanza, se hace posible observar todo un conjunto de opuestas constantes que surgieron y que son parte integral de su obra: el infinito / la muerte, la imaginación visionaria / el enigma, el idealismo / el desengaño, el alimento-consuelo / martirio (312).

Con el fin de demostrar la problemática vital de Darío y de los otros modernistas en términos de su búsqueda de lo infinito y de su existencia a través de la palabra poética y la belleza, Cardwell toma varios y amplios ejemplos de partes de poemas de Darío en los cuales se expresan estos deseos de encontrar la perfecta expresión. De esta manera, en ocasiones se observa la diversificación dariana en términos sensuales ligados a sus objetivos artísticos.  Por otro lado, es notable el conocimiento y las largas lecturas que ha hecho Cardwell de la poesía dariana y modernista para rescatar aquellos versos más emblemáticos al respecto.

En la última parte del artículo, Cardwell comenta la importancia que Darío tuvo en la historia del modernismo en España. Menciona que su primera visita no obtuvo muchos resultados y que, cuando volvió un año después -en 1899- se encontró con un grupo de escritores de talento como Manuel Machado y Juan Ramón Jiménez. La publicación de Prosas profanas no significó la cumbre de Darío, sino un paso importante para ir avanzando hacia su gran libro de 1905. Por las influencias que habían dejado Gustavo A. Bécquer y Rosalía de Castro y otros escritores como Ricardo Gil y Francisco A. De Icaza, según Cardwell, las cuestiones de los orígenes del modernismo español residen en ellos y no tanto en Darío.

Cardwell apunta así otra vez a ese debate en torno a los orígenes del modernismo en España. Según el hispanista británico, el impacto que tuvo Darío, por tanto, sólo se encuentra durante la fase de un año, dentro del marco temporal de 1899 y 1900.  Su escaso impacto, según Cardwell, reside en el hecho de que los simbolistas franceses tuvieron mucho más que ver con la influencia de los poetas españoles que el propio Darío. Cardwell concluye, después de ejemplos sueltos que hablan de la unión que deseaba entre la carne y el espíritu, u otros ejemplos sobre los incipientes escritores españoles modernistas, que Darío fue una influencia muy limitada para el modernismo español.

Sea o no cierta la tesis de Cardwell la realidad de los hechos de la época muestra que fue precisamente Darío el autor más tenido en cuenta como renovador de esa poesía en lengua española. Por si esto fuera poco, además, bastaría ver el gran respeto y admiración de poetas como los hermanos Machado y el propio Juan R. Jiménez por Darío y su obra.

Richard A. Cardwell.  “La belleza interior y la hermosura exterior: Alma y carne en Azul.” Ibero-Amerikanisches Archiv 14.3 (1988): 307-327.

Bottom